Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

martes, 14 de junio de 2016

"Memoria y Reconcialiación" Mª José Hernando. Psicóloga

Todo ser humano ha vivido episodios que desearía no haber vivido. Episodios dolorosos que han dejado un registro en nuestra memoria. A veces han sido accidentes imprevistos, otras han sido traiciones de otras personas, otras fracasos, desilusiones graves, enfermedades, pérdidas dolorosas...

Cada acontecimiento de nuestra vida deja una huella en la memoria. Pero, contrariamente a lo que suele pensarse, esos episodios no quedan registrados solamente en imágenes. Quedan, sobre todo, gravados en forma de registros emocionales.

Tenemos que tener en cuenta que nuestra memoria actúa no solo como un «almacén de imágenes» de nuestro pasado. Nuestra memeoria es como un gran filtro en el que cada nueva experiencia deja un poso, agradable o desagradable, pero un poso que queda ahí y que será activado constantemente cada vez que una nueva vivencia atraviese ese filtro.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos una persona que ha sido torturada con un encendedor. ¿Creen ustedes que esa persona percibirá los encendedores de la misma forma que cualquier otra persona que no haya pasado por esa misma experiencia?. Seguro que no.

Teniendo eso en cuenta, la cuestión es qué hacer con los recuerdos que nos hacen daño, con nuestros fracasos y frustraciones, con nuestras heridas más profundas. Es evidente que recrearnos en ellos no nos va a ayudar a vivir mejor lo que resta del camino. Que serán una carga que llevaremos en nuestro interior.

La reconciliación con el pasado aparace entonces como una «tarea de limpieza» sumamente importante para seguir avanzando con mayor libertad, con mayor firmeza, con más libertad y, probabalemente, con más posibilidades de ser felices.

¿Conoces tus heridas? ¿Conoces el contenido de tu propia mochila? Probabalemente sí. Aunque es posible que algunas se hayan incrustado tanto en tí que apenas las notes...lo cual no quiere decir que no estén tiñendo todo lo que vives del color de aquel dolor.

Afrontar la tarea de limpieza no es fácil. Algunas cosas están muy incrustadas y, como toda tarea penosa, la tendencia es a postponerla. Pero eso solo alarga en el tiempo el problema. Tarde o temprano deberíamos revisar nuestra memoria, revisar los recuerdos que más dolor nos produjeron y tratar de eliminar la carga negativa que dejaron en nuestro interior. A eso se llama «reconciliación con el pasado».

Si quieres ser más feliz, reconciliate con tu pasado. Limpia tu memoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario