Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

domingo, 5 de junio de 2016

El IBEX 35 propone. El ciudadano dispone. Editorial de "El Raval" junio 2016

Como todo el mundo sabe, este mes estamos convocados de nuevo a las urnas para unas elecciones generales que, aunque próximas en el tiempo, se presentan con importantes diferencias respecto a las de diciembre pasado cuando a las nuevas formaciones solo se las medía por los resultados más o menos manipulados de las encuestas que se publicaron en los meses anteriores. Ahora ya tenemos el dato real de los votos obtenidos, las promesas hechas y los pactos o no pactos firmados tras aquellas elecciones. Y tenemos las reacciones de los poderes fácticos tras los resultados...

Tradicionalmente se ha dicho que España es un país en el que el gran caladero de votos se sitúa en el centro político y durante años hemos visto como los dos grandes (PP y PSOE) hacían maniobras para ocupar ese espacio. Pero la llegada de dos nuevos partidos y, sobre todo la dureza de la crisis, nos hacen pensar que esa teoría puede haber quedado obsoleta. En nuestra opinión, paralelamente al descenso de la clase media, el voto del espacio de centro se ha ido vaciando significativamente. La sociedad se ha polarizado más y los esquemas del «conformismo democrático» vivido en estos 40 años de democracia no  pueden ser aplicados en estos momentos de indiganción por la corrupción, la pérdida del poder adquisitivo de un gran sector de la ciudadanía, los trabajos basura y los datos económicos espeluznantes. Que se llegue a estar cuestionando la posibilidad de cobrar pensiones en el futuro, puede que sea la gota que colma el vaso.

Los ciudadanos ya no creen que gane quien gane las cosas cambiarán más bien poco. Ahora hay sobre la mesa mucha más información y una mirada más atenta. La sociedad se ha politizado porque los políticos han hecho que la vida de las personas cambie. Radicalmente en muchos casos.

Por todo eso, pensamos que en estas eleciciones va a existir un «jugador externo» que podría determinar el balance final de los resultados electorales. Nos referimos al IBEX 35.

Los movimientos post-electorales tras el 20 de diciembre han dejado claro que hay tres partidos que el IBEX 35 acepta como parte del metabolismo político: PP, PSOE y Ciudadanos, y otro, Unidos Podemos, al que esos poderes económicos no quieren ver ni en pintura. La victoria de cualquiera de los tres primeros no plantea ningún problema a las empresas que integran el IBEX 35. La de Unidos Podemos, sin embargo, es asociada por los grandes poderes financieros a todo tipo de amenazas apocalípticas. «Miren Venezuela!» nos dicen. «Los mercados nos penalizarán!» «La economía se hundirá!» Pero claro...

La ciudadanía ya sabe que el IBEX 35 está formado por las empresas con más peso en la bolsa española. Ya sabe que en el IBEX 35 están los bancos que compraron a bajo precio las Cajas que hubo que rescatar con dinero público tras sus infinitos desmanes, en muchos casos vinculados a los intereses de partidos políticos instalados en el poder. La ciudadanía sabe que en el IBEX 35 están las grandes constructoras que dispararon sus beneficios con el boom del ladrillo a costa de poner las viviendas a precio inalcanzable y esquilmaron los recursos con obras faraónicas cargadas de sobrecostes asociados a la corrupción de las tramas cuyos nombres todos conocemos. La ciudadanía sabe que en el IBEX 35 están las empresas energéticas cuyos consejos de administración se han llenado de ex-políticos que cobran sueldos astronómicos en pago a favores recibidos. Y la ciudadanía sabe que los grandes medios de comunicación están controlados por empresas del IBEX 35 y, por tanto, sus mensajes están cargados de intereses y, por tanto, de sospecha.

Así que cuando el IBEX 35 señala, su dedo acusador se vuelve en contra. Una gran parte de la ciudadanía se dice a sí msima que si los principales causantes de la crisis dicen que PP, PSOE y Ciudadanos son aceptables en las diferentes combinaciones (incluso que es deseable un gran pacto entre ellos) pero que Unidos Podemos es la amenaza, lo más probable es que esa ciudadanía castigada por la crisis e indignada por los manejos de políticos y poderes financieros, interprete que sus intereses, los de los ciudadanos, sean justo los contrarios a los del IBEX 35. 

El día 26J toca votar. No falten a la cita. Su voz es decisiva. Ya veremos que sucede después... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario