Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

domingo, 10 de abril de 2016

"Refugiados. La vergúenza de Europa

Hemos querido reservar un pequeño espacio en esta columna para dedicarlo al tema de los refugiados porque, como a la mayoría de la población, nos parece una barbaridad y una vergüenza lo que se está haciendo con ellos. Podemos entender que haya sectores de la población que temen la llegada de un colectivo importante de personas de religión musulmana. Lo podríamos discutir, pero lo podemos entender. También podemos entender que, para algunas personas, con los niveles de paro que hay, la llegada masiva de refugiados puede experimentarse como una amenaza para las aspiraciones laborales. Es más que discutible, pero también lo podemos entender. Podemos entender que haya gente que recele de gente de otra cultura cuando llega en número tan grande. Nos parece un temor absurdo que también podríamos discutir... aunque podemos entenderlo también.

Pero la humanidad, transitando por situaciones terribles de guerra, injusticia y sufrimientos, llegó hace décadas a un compromiso firmado en el que se sintetizan todas esas experiencias en forma de acuerdos (y recalcamos que firmados) que pretenden acabar con las más flagrantes causas de la injusticia y el sufrimiento humano. Los derechos humanos no son discutibles. El derecho de quienes huyen de una guerra a ser refugiados, y por tanto protegidos y atendidos, no es discutible.

Negar el asilo a los refugiados de una guerra es una de las vilezas más inhumanas. Pero negociar con eso pagando a otro país para que se «haga cargo de ellos» es una vergüenza que nos negamos a asumir como propia. Si la «denegación de ayuda» es un delito, imaginen lo que es esta denegación de ayuda, a gran escala, de forma indiscriminada, con niños incluídos. No. Los que han acordado deportar a quienes buscan refugio no nos representan. No en nuestro nombre. No. Jamás podremos aceptar algo así. Esa no es la Europa a la que quisimos entrar. No. No. ¡¡¡NO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario