Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

domingo, 10 de abril de 2016

"Pérdida del sentido de la vida" Mª José Hernando. Columna de psicología del periódico "El Raval" de abril 2016

Hay distintos tipos de problemas psicológicos. Muchos son debidos a situaciones personales muy concretas con las que nos encontramos. Pero he comprobado en mi experiencia profesional que algunas personas se ven atrapadas en lo que yo llamaría «pérdida del sentido de la vida». Les explicaré.

La vida de cada persona es un proceso. Es una secuencia de acontecimientos que sigue una trayectoria, en principio, evolutiva. Un impulso profundo nos empuja a la mejora constante, a la evolución desde el mismo momento de nuestro nacimiento. Nacemos y la familia nos acoge, nos protege y nos empieza a transmitir los conocimientos y habilidades que habrán de servirnos en el futuro. Luego la escuela, los amigos,  todo el medio social, nos va conduciendo, integrando y encuadrando nuestra evolución. Por supuesto hablo en términos generales, pero permítanme hacerlo para explicar lo que quiero decir. Continúo... A medida que vamos creciendo y madurando tomamos decisiones que afectarán a nuestro futuro. Lo hacemos en los estudios, lo hacemos al elegir pareja, lo hacemos al elegir una profesión. Insisto, todo en términos generales.

Poco a poco, nuestra intención nos va impulsando en un sentido, en una dirección, en un proceso de evolución personal. En el camino encontramos dificultades, no hay duda de eso. Pero el sentido se mantiene, la dirección se mantiene. Vamos hacia alguna parte porque intuimos que será la dirección correcta.

Sin embargo, sin entrar en los motivos, lo cierto es que cada vez me encuentro con más personas que llegan a mi consulta y que, tras un tiempo de terapia, descubro que una parte importante de sus problemas psicológicos tienen que ver con la pérdida de ese sentido, de esa dirección en la vida.

Son personas que se sienten atrapadas en un punto que no evoluciona, que no avanza, que no les ayuda a mejorar. Un «presente tóxico», por llamarlo de algún modo, que se niega a dejarles marchar. Por supuesto, tal situación es hiriente, produce sufrimiento, confusión, angustia y algo que suelen llamar hastío. Bueno, en realidad emplean la expresión «estoy harta/o», y no encuentran la manera de salir de ahí. En no pocas ocasiones, encuentro casos en los que el problema concreto es distinto pero el «tipo de problema» es el mismo. Como un reloj de manecillas en el que las agujas avanzan pero acaban siempre llegando al mismo punto sin que encuentren la forma de evitar tan desdichado ciclo.

¿Dónde se perdió el sentido? ¿Quizás en la confusión deshumanizadora de los tiempos que vivimos en los que el dinero es la meta, el instrumento y la panacea de todos los males?. Quizás. Pero cada persona es un mundo y hay que tratarla desde esa individualidad. En estos temas, las generalizaciones confunden más que ayudan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario