Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

viernes, 21 de mayo de 2010

¡Pobres Noruegos!

Menos mal que vivimos en España y no en Noruega. Gracias a este detalle, los efectos de la tremenda crisis económica que vivimos apenas nos impedirán ser felices.
Mientras sigue en aumento el número de parados y, de ellos, los que aguantan sin prestación alguna; mientras van bajando los sueldos de los funcionarios acompañando la bajada que hace tiempo vienen teniendo los de los empleados de las empresas privadas y los ingresos de los autónomos; mientras se estudia el co-pago sanitario para unirlo al co-pago de los medicamentos; mientras se recortan las inversiones porque los mandamases mundiales de la economía así lo han impuesto... Los españoles seremos mucho más felices que los noruegos!.
Los pobres noruegos no tendrán durante todo el mes de junio las emociones que viviremos nosotros gracias al mundial de fútbol . No podrán identificarse con Nadal en Roland Garros, ni con Gasol en los Lakers, ni con Alonso a bordo de su flamante Ferrari.
Y cuando junio termine y llegue el caluroso julio, los pobres noruegos apenas podrán salir un rato a gozar de su templado verano mientras nosotros escalaremos el Tourmalet empujando a Contador, respiraremos el fresco aroma del cesped de Wimbledon y seguiremos acelerados con los motores de la fórmula 1.
Para agosto la crisis será como una leyenda urbana que apenas oculta el sol que nos broncea en la playa, mientras los noruegos ya se pondrán abrigos al final de sus frías tardes.
Y cuando volvamos en septiembre y nos hablen de los síndormes postvacacionales, cuando las apreturas hagan que los libros de texto parezcan artículos de lujo y la vuelta al trabajo sea una bendición por la que hemos de dar gracias al cielo y a Wall Street, en ese mes tan traumático, los noruegos no podrán decir que tienen la mejor liga del mundo, no aspirarán a nada en el mundial de basquet, ni tendrán una gran vuelta ciclista, ni na de na.
Menos mal que vivimos en España y no en Noruega. Porque con la que está cayendo, solo nos faltaba ser noruegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario