Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Elecciones Generales. Repasemos. Editorial del periódico "El Raval" de diciembre 2015

Acabamos el año con la tercera convocatoria electoral en apenas siete meses. Primero fueron las municipales, luego se amplió el foco y pudimos votar en las elecciones autonómicas y antes de que se vaya este 2015 tan intenso podremos votar en unas elecciones generales que se presentan con novedades importantes. Analicemos los últimos cuatro años que han sido, probablemente, los más duros para la población desde que se aprobó la Constitución.

El gobierno del PP, respaldado por una mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados (del Senado ni hablamos porque se ha convertido en un espacio intrascendente usado para premiar a viejas glorias y colocar a amigos varios) ha tenido cuatro años para hacer y deshacer a su antojo. Y lo ha hecho.

La Reforma Laboral cambió las reglas del mercado laboral español con dos resultados evidentes: la pérdida de derechos laborales de los trabajadores y la bajada generalizada de los sueldos. Hoy los trabajos son más precarios y se pagan mucho peor sin que eso se haya traducido en más empleo porque las cifras indican que, si bien, el número de parados disminuye, el número de empleos no aumenta. Eso es posible porque se ha perdido mucha población activa que, o bien se ha marchado a otros países en busca de las oportunidades que aquí no se encuentran o se han retirado del mercado laboral (sobre todo en el caso de la población femenina).

Las privatizaciones y los recortes han sido otra de las líneas de trabajo fundamentales del gobierno del PP. La combinación de ambas han supuesto una bajada muy significativa en los servicios públicos, especialmente en educación y sanidad públicas. Por contra, han favorecido la realización de muy buenos negocios a empresas privadas y fondos de inversión, los llamados «fondos buitre».

El rescate bancario, otro de los ejes de la política del PP, se hizo mientras en paralelo se daban dos fenómenos especialmente hirientes: los miles de desahucios y los llamativos casos de corrupción que afectaban entre otros a políticos y banqueros. Como es lógico, la población salió a la calle a protestar y manifestarse. Llegó entonces la llamada «Ley Mordaza» que ha supuesto el recorte más grande de libertades y derechos desde la transición. Tan clamoroso es que todos los demás partidos se han comprometido a derogarla en cuanto el PP pierda su mayoría. 

El resultado de estos cuatro años de gobierno del PP puede resumirse así: los ricos son bastante más ricos, los pobres son más pobres, la clase media ha perdido nivel adquisitivo, todos hemos perdido calidad en los servicios públicos de sanidad y educación, y en general, también hemos perdido derechos ciudadanos y, por supuesto, laborales.

Como resultado de este proceso, la ciudadanía ha hecho emerger una fuerza alternativa al bipartidismo, Podemos, que hace menos de un año encabezaba las encuestas de intención de voto. Por su parte, algunos sectores de la derecha, ante el desgaste del PP y los casos de grave corrupción que le amenazan, han impulsado una fuerza alternativa más amable Ciudadanos que en poco tiempo ha conseguido ponerse al nivel de las otras tres. Así que llegamos al momento de la votación con el bipartidismo acompañado de las dos fuerzas emergentes.

El poder financiero, que controla los medios de comunicación, ya ha diseñado la campaña que le interesa. Y si se fijan, verán que los debates televisivos están pensados al modo «futbolero». Un primer debate a cuatro como si fueran «semifinales» (Rajoy no irá a ése) y otro solo entre PP y PSOE a modo de final. Se busca un resultado claro: los partidos del bipartidismo, PP y PSOE, en cabeza y un poco más abajo los emergentes, Ciudadanos y Podemos. Y probablemente lo consigan. Pero la última palabra la tienen los ciudadanos con su voto.

Y para que nadie se enfade, también se presentan partidos más pequeños y partidos nacionalistas que también tienen su papel. Nosotros no tenemos tanto papel, por eso nos centramos en lo más esencial de la situación que ahora nos toca vivir. Que ustedes lo voten bien. Es su derecho y es su deber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario