Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

martes, 15 de septiembre de 2015

EDITORIAL del periódico "El Raval" de Septiembre 2015. "Recordar para pensar. Pensar para votar"

Al finalizar el único acto electoral celebrado en el Raval de la campaña electoral que acabó con Artur Mas como presidente de la Generalitat, el entonces candidato afirmó que con él en el Govern tanto la sanidad como la educación privadas experimentarían un fuerte crecimiento. Y no mentía. En sus primeros días como President, nombró Conseller de Sanidad al que hasta entonces era presidente de la patronal de clínicas privadas de Catalunya. Poco después llegaron los recortes en sanidad y educación que todos hemos padecido, llegó el euro por receta y llegaron otras medidas como el cambio en el impuesto de sucesiones que beneficiaban claramente a los sectores más privilegiados de la sociedad catalana.

Dos años después, los recortes en Catalunya eran aun mayores que los del Gobierno de Rajoy a escala estatal y el malestar social iba en aumento augurando un cambio electoral. Fue entonces cuando el Govern de la Generalitat financió con importantes recursos públicos una gran movilización para el 11S que organizaba ANC mientras todo su equipo insistía, en cada ocasión que se presentaba, en la idea de que los recortes eran necesarios por las trabas presupuestarias que Madrid generaba.  El resultado fue una inmensa manifestación (1 millón de personas en las calles de Barcelona). Pocos días después de aquella movilización, el President Mas anunciaba elecciones anticipadas con el debate soberanista como tema central.Consiguió con ello dejar en segundo plano el malestar social por los recortes y acallar la respuesta ciudadana a sus políticas neoliberales. Pero lo que no consiguió fue apuntalar su mayoría parlamentaria porque los votantes, lejos de aumentar los votos de CiU, derivaron hacia ERC dando a esta formación un crecimiento llamativo. Para entonces el PSC, la mayoría anterior a Mas, estaba ya en franca decadencia y las fuerzas que plantearon el debate social denunciando los recortes aún no representaban una amenaza electoral. Podemos no existía, tampoco las formaciones de confluencia tipo BComú, las CUP eran incipientes y la coalición ICV-EUiA mantenía sus escasos resultados de casi siempre.

Los innumerables casos de corrupción que afectaron a casi toda la cúpula convergente (y que tienen a las sedes de su formación embargadas) además del crecimiento de ERC, obligó entonces a Mas a acentuar su discurso más independentista. Llegó la promesa del referendum (finalmente convertido en una gran movilización con urnas) y más tarde la idea de una lista de unidad independentista que ahora se presenta a votación. Pero para la creación de esta lista era necesaria la «colaboración» de varios actores que maquillaran el hecho de que Mas, de nuevo, optaba a la Presidencia de la Generalitat. ANC y Omnium colaboraron, como era de esperar. Más sorprendente fue la disposición de Oriol Junqueras,  lider de ERC, una formación que, en principio, debería estar muy alejada de los procedimientos neoliberales de Artur Mas. Y un gris eurodiputado de izquierda se vio encabezando la lista. Así llegamos al día de hoy...

Y en el día de hoy es innegable el malestar de una amplia mayoría de los catalanes con el gobierno español presidido por Rajoy. Un gobierno salpicado por incontables casos de corrupción, absolutamente incapaz de comprender a la sociedad catalana, cruel en sus recortes e impúdico en su manera de gestionar el poder central del Estado. A nadie puede extrañar el anhelo independentista de una ciudadanía escandalizada y maltratada por ese gobierno.  Pero los movimientos de Artur Mas y sus colaboradores más o menos interesados no deberían ocultar que, en materia de recortes y de corrupción, CiU no tiene nada que envidiar al PP. De hecho, muchos de los recortes fueron antes puestos en marcha por CiU en Catalunya que por el PP en el conjunto del estado. Y el caso Pujol, del que Artur Mas era mano derecha, tiene tanta relevancia como los protagonizados por altos dirigentes del PP a nivel español, con la gravedad añadida de que el protagonista en este caso fue durante décadas President de la Generalitat, líder indiscutible de CiU y colaborador inestimable de la política de los diferentes gobiernos de Madrid.

Nadie informa de qué pasará si la mayoría previsible de la lista de Mas no obtiene el apoyo necesario. ¿Será Mas presidente varios años?. ¿Seguirá el debate independentista ocultando al debate social? ¿Habrá de nuevo elecciones, esta vez con propuestas y programas de gobierno?

Toca votar. Votemos pues. Cada cual tendrá sus propias ideas al respecto de todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario