Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

viernes, 3 de diciembre de 2010

REALIDAD Y PERCEPCIÓN

Recuerdo de mis años de carrera cuando estudiaba filosofía que una de las cuestiones que más preocupaba y ocupaba a los filósofos era establecer la posibilidad que tiene el ser humano de conocer la realidad tal cual es, de analizarla y comprenderla. Se preguntaban si nuestra subjetividad hace imposible esa tarea, si al percibir la realidad ya la estamos modificando, etc. etc.
Mi experiencia ayudando a pacientes en consulta me ha dado la posibilidad de comprender hasta qué punto nuestra subjetividad, nuestro estado de ánimo, nuestra educación y, curiosamente, nuestras espectativas de futuro, condicionan nuestra percepción de la realidad. Pongamos un ejemplo.
Imaginemos que a dos personas le pedimos que nos den una descripción sintética de la ciudad de Barcelona. Una nos dice que se trata de una ciudad oprimente y masificada, con problemas de delincuencia y exceso de turistas. La otra nos dice que es una ciudad cosmopolita, llena de iniciativas y eventos y modélica en la convivencia. Si les digo que una de las personas es un hombre de 25 años con un buen trabajo y una pareja con la que prepara un matrimonio para dentro de cuatro meses y la otra persona es una mujer madura a la que acaba de abandonar el marido con un hijo drogadicto y un contrato temporal a punto de terminarse... ¿Podría adivinar quién dijo qué de la ciudad de Barcelona?
Efectivamente, no podemos estar seguros de quién dió qué respuesta, pero lo más probable es que el hombre diera la versión más positiva y la mujer la más negativa de una misma realidad. Eso nos plantea una cuestión interesante: Puesto que miramos la realidad con el filtro de nuestra experiencia y nuestras espectativas de futuro ¿el filtro oscuro puede llevarnos a experiencias reales negativas o son las experiencias reales negativas las que nos llevan a tener un filtro oscuro? ¿Cómo empieza todo?
En realidad esa cuestión no es tan importante como otra. La cuestión importante es que las circunstacias negativas ensombrecen nuestra mirada y nuestra mirada ensombrecida nos hace más proclives a producir respuestas que nos lleven a circunstancias negativas. Un círculo vicioso en el que muchas personas se ven atrapadas. Por tanto la gran cuestión es ¿cómo salimos de ese círculo y entramos en otro positivo?
Se sorprenderían de saber el porcentaje de pacientes que requieren ayuda en este terreno concreto. Llegan a mi consulta cuando su mirada está tremendamente ensombrecida y sus circunstancias vitales son tan negativas que la persona se siente amenazada. Llegan experimentando ese círculo vicioso como una sensación de opresión, un callejón en el que no encuentran salida. Allá donde miran todo parece oscuro.
Para esas personas es de gran ayuda la mirada del psicólogo. Una mirada ajena, libre de los condicionantes que le oscurecen, una mirada amiga que además le ofrece el conocimiento de mecanismos psicológicos, de recursos útiles, de técnicas eficaces para combatir los problemas que le afectan.
Reconstruir nuestra percepción del mundo desde nuevos parámetros puede cambiar nuestra vida, puede cambiar nuestra percepción de la realidad, cambiar nuestra experiencia cotidiana.
Pero como decía un gran maestro, por muy fuerte que estire, nadie puede levantarse de una silla agarrándose del pelo y tirando hacia arriba. A veces, para hacer según qué cosas, necesitamos la ayuda de alguien que nos oriente, que nos indique los pasos que se han de dar. Como al navío atrapado en la niebla, que avanzando en la dirección adecuada llegará a un mar abierto y luminoso de amplio horizonte en el que puede navegar libre hacia mar abierto o hacia un puerto protector.
Mª José Hernando. Psicóloga
Visitas concertadas llamando al 627 908 300

No hay comentarios:

Publicar un comentario